返回列表 回復 發帖

camisetas lacoste precios concluyó

reso'. Ésa fue su única mención directa al euro.La tesis del primer ministro es que Gran Bretaña se equivocó muchas veces en el pasado al rechazar su participación en un proyecto europeo al que siempre acaba incorporándose tarde y mal. Y citó ejemplos. Ocurrió en 1950, cuando pensó que los mineros británicos nunca acatarían la disciplina de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, la CECA, germen de la actual Unión Europea. Pasó en 1955, cuando un ministro definió las conversaciones de Messina como 'excavaciones arqueológicas'. O dos años después, cuando rechazó participar en el Mercado Común para hacerlo al cabo de 20 años, renunciando así a influir con su presencia en la génesis del proyecto europeo. O cuando renegó del mecanismo de cambios del Sistema Monetario Europeo para acabar entrando de mala manera en 1989. O cuando se excluyó del capítulo social en el Tratado de Maastricht.Influir desde dentroBlair cree que es más práctico influir desde dentro que oponerse desde fuera. Por eso,camisetas lacoste precios, recordó ayer,compra polos lacoste, decidió jugar a fondo la carta de impulsar la Defensa Europea, para modelarla en lo posible a los deseos británicos y mantener siempre el vínculo con la OTAN. Por eso quiere que el Reino Unido esté en el euro, para influir más en las decisiones de política económica y monetaria. Para pesar más en la Unión Europea.Por eso quiere que Gran Bretaña ostente un papel de primera fila en la crucial reforma de 2004, en la que la UE quiere establecer una más nítida separación entre las competencias nacionales y las comunitarias. Y ese papel significa no tener miedo de ceder soberanía a Europa cuando eso beneficie al Reino Unido. 'Gran Bretaña necesita a Europa por su propia seguridad', explicó. 'Los acontecimientos del 11 de septiembre han demostrado la vulnerabilidad de nuestro modelo democrático. Ningún país, ni siquiera uno tan poderoso como EE UU,polo lacoste precio, puede defender solo los valores democráticos'. 'La inestabilidad del mundo de hoy', concluyó, 'hace más necesario que nunca el éxito de Europa'.Por si a alguien se le había escapado, Blair lo dejó muy claro: 'El propósito de este discurso es afirmar que el futuro de Gran Bretaña está inextricablemente ligado a Europa; que, para conseguir lo mejor, debemos poner en ello lo mejor de nuestra fuerza y nuestra influencia; y que para lograr eso debemos ser socios de Europa con toda el alma, no solo a medias'.¿Rehenes o amigos?El debate sobre el euro lo contamina todo en el Reino Unido. Contaminó las elecciones generales de junio pasado y cualquier referencia de Blair a la moneda única europea se convierte en noticia de primera página. La entrada en el euro se vive como una tragedia nacional en la que no hay medias tintas: o se está a favor o se está en contra.Blair está resueltamente a favor. Pero, ¿está también a favor el ministro del Tesoro? Nadie está del todo seguro. La posición de Gordon Brown, canciller del Exchequer, es fundamental. El Gobierno jamás ganará el referéndum del euro sin un apoyo sin ambages d
Related articles:

  
   http://www.lnqiche.cn/forum.php?mod=viewthread&tid=294259
  
   http://rikusentai.jp/blog/2012/10/-6.html#comments
  
   http://www.unieyess.com/home.php?mod=space&uid=236146&do=blog&id=2285970
返回列表